Alcalá de Guadaíra El Supremo confirma la nulidad del permiso a la Cementera para usar residuos como combustible

  • No admite el recurso de la Junta contra la sentencia del TSJA, que ya declaró nula la Autorización Ambiental Integrada

  • La empresa tendría que empezar de cero la tramitación, si gana el litigio por la modificación del PGOU, que ahora impide incinerar residuos a menos de dos kilómetros de zonas urbanas 

Una vista de la Cementera de Portaland Valderrivas con la ciudad de Sevilla al fondo. Una vista de la Cementera de Portaland Valderrivas con la ciudad de Sevilla al fondo.

Una vista de la Cementera de Portaland Valderrivas con la ciudad de Sevilla al fondo. / Juan Carlos Vázquez

El Tribunal Supremo no ha admitido a trámite el recurso de casación presentado por la Junta contra la sentencia del TSJA que anuló la modificación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) para que la Cemetera de Alcalá de Guadaíra pueda quemar o "valorizar residuos", en sustitución de los combustibles fósiles que usa ahora. 

Así se lo ha tonificado a la sociedad Alwadi-ira, integrada en Ecologistas en Acción y en la Plataforma contra la Incineración de Residuos en Los Alcores, que recurrió esa autorización, concedida por la Consejería de Medio Ambiente en 2014. El Supremo rechaza el recurso por falta de fundamentación y porque que no entra en las cuestiones técnicas que justifican acudir a la casación. 

El fallo del TSJA, que tras la decisión del Supremo es firme, tumbó la modificación de la AAI porque faltaban aspectos esenciales, como el informe medioambiental o el de compatibilidad urbanística, que la empresa no solicitó ni fue requerido por la Junta, con lo que el procedimiento "queda viciado",  "dadas las características de la instalación, el volumen de residuos y la actividad del gestor", según recogía la sentencia. 

La Junta recurrió el fallo y ahora tendrá que asumir las costas

Mariví Martín, de la Plataforma contra la Incineración de Residuos de Los Alcores, ha destacado que con la decisión del Supremo se gana tiempo en la lucha contra este proyecto de Cementos Portland Valderrivas (grupo FCC) en Alcalá, que contempla utilizar al año hasta 292.000 toneladas de combustible procedente de residuos no peligrosos para sustituir al coque de petróleo que usa ahora. 

El fallo del TSJA no fue recurrido por la empresa, sino por la Junta, que tendrá que pagar 1.000 euros en costas. La empresa sí que llevó a los tribunales la decisión del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra de hacer una modificación puntual del PGOU para impedir que se puedan quemar residuos a menos de dos kilómetros de zonas urbanas, lo que también impediría la actividad en la Cementera, situada a menos de 500 metros de las barriadas alcalareñas La Liebre y San Benito

En caso de que Porland Valderrivas ganara este segundo proceso, tendría que empezar de nuevo con toda la tramitación para la AAI, aunque la plataforma insiste en que mantendrá  su movilización, similar a la que se está dando en otras zonas donde las cementeras están intentando incorporar estos combustibles.

La empresa ha venido defendiendo que del proyecto depende, en gran medida, su viabilidad

La empresa ha venido defendiendo que, tras resistir a la crisis de la construcción, la reducción de costes utilizando estos combustibles, que se fabrican además en otras industrias de Alcalá, es fundamental para supervivencia y que los están adoptando la mayoría de las fábricas y que son menos contaminantes que los derivados del petróleo. 

A pesar de que ello supone una reducción de las emisiones de CO2, la Plataforma contra la Incineración en Los Alcores insiste en que tiene otros impactos en el entorno más inmediato, en 30 ó 40 kilómetros a la redonda. 

La Cementera es una de las industrias históricas en Alcalá, donde se asentó en 1964. En la actualidad mantiene a unos 200 empleos directos, además de los indirectos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios