Magrud9is

Facua se opone a que el Ayuntamiento sea acusación en la causa de Magrudis

  • La asociación recuerda que ha pedido la imputación de un responsable municipal

El dueño de Magrudis, José Antonio Marín Ponce. El dueño de Magrudis, José Antonio Marín Ponce.

El dueño de Magrudis, José Antonio Marín Ponce. / Raúl Caro / Efe

El equipo jurídico de Facua-Consumidores en Acción ha enviado un escrito al Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, que investiga el brote de listerioris, en el que muestra su oposición a que sea admitida la personación del Ayuntamiento de Sevilla como acusación en el caso Magrudis.

"A la vista del actual estado de la instrucción existen elementos que, al menos con carácter indiciario, invitarían a pensar en la responsabilidad que dicho Ayuntamiento podría tener ante una total y absoluta falta de control para valorar el necesario cumplimiento por parte de Magrudis de los requisitos administrativos necesarios para llevar a cabo la actividad de producción cárnica", señala FACUA en su escrito, en el que da respuesta al emplazamiento del pasado 21 de noviembre en el que se solicitaba a las partes que manifestasen su opinión sobre la solicitud de la corporación municipal de personarse en el procedimiento como acusación paticular.

En su escrito, la asociación señala que esta falta de control, "junto con una más que deficiente inspección de las naves donde [Magrudis] llevaba a cabo dicha actividad, habrían coadyuvado a que no se tomaran las medidas higiénico-sanitarias necesarias para evitar, entre otros peligros, la aparición de riesgos microbiológicos como el brote causado por la Listeria monocytogenes".

Además, Facua ha recordado que ha solicitado la imputación de una responsable municipal por un un posible delito prevaricación. En un escrito presentado el 7 de noviembre, el equipo jurídico de la asociación también ha pedido que el Ayuntamiento de Sevilla sea considerado responsable civil subsidiario. Así, el Consistorio tendría que asumir el pago de las indemnizaciones que se acordaran por encima del seguro de Magrudis -que sólo cubre 300.000 euros- y de las cantidades que abonasen o fuesen embargadas a las personas físicas y jurídicas que resulten condenadas al pago de responsabilidades civiles.

Evitar una dualidad procesal

La asociación indica en su escrito que de producirse la imputación solicitada y la consideración del Ayuntamiento de Sevilla como posible responsable civil, carecería de sentido que el Ayuntamiento estuviese personado como acusación para reclamar a Magrudis el pago de los supuestos daños económicos sufridos por la corporación local. Y ello "toda vez que no sólo no tendría derecho a solcitar su reparación, sino que además tendría la obligación de indemnizar por los daños provocados a los afectados".

El equipo jurídico de Facua finaliza su oposición indicando que "habida cuenta de que el Juzgado no se ha pronunciado a fecha presente sobre dicha solicitud de imputación, no procede que se acuerde la acusación particular del Ayuntamiento de Sevilla a fin de evitar una suerte de dualidad procesal como imputado y acusación particular, y evitar además actos que podrían ser propios de una defensa más que de acusación con el perjuicio que ello conllevaría tanto para el buen desarrollo de la instrucción como para los intereses y derechos de los afectados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios