Sevilla

Plaza del Salvador, una 'rampla' a Sevilla

  • Fue cementerio y almacén de agua antes que vestíbulo del segundo templo más grande de Sevilla

La fachada de la iglesia iluminada en la penumbra de la Plaza del Salvador. La fachada de la iglesia iluminada en la penumbra de la Plaza del Salvador.

La fachada de la iglesia iluminada en la penumbra de la Plaza del Salvador. / Antonio Pizarro

Martínez Montañés está dentro y fuera del Salvador al mismo tiempo. Su estatua, en la plaza, da la bienvenida al visitante y lo invita a pasar a la iglesia, donde el Señor de Pasión explica el porqué de la estatua y la fama del escultor jiennense. Él es uno de los protagonistas de la Plaza del Salvador, punto clave para entender Sevilla.

La Semana Santa es el momento del encuentro entre el artista y su obra igual que cualquier tarde lo es para amigos y compañeros de trabajo que terminan su jornada en los dos bares que están bajo los soportales. La Plaza del Salvador es un termómetro diario de la ciudad, que cuando se acerca la cuaresma, brilla más que nunca. Los naranjos florecen y la rampla se coloca para que los cinco pasos se entreguen al gentío que cada años los espera.

Salida de la Hermandad del Rocío de Sevilla en la Plaza del Salvador. Salida de la Hermandad del Rocío de Sevilla en la Plaza del Salvador.

Salida de la Hermandad del Rocío de Sevilla en la Plaza del Salvador. / Juan Carlos Vázquez

Anteriormente a su protagonismo cofradiero, la Plaza del Salvador fue el cementerio de la mezquita de Ibn Adabbas, derribada en el siglo XVII para construir la portentosa iglesia colegial del Divino Salvador. También fue almacen de agua de los Caños de Carmona. Y en el siglo XIX, se acondiciona para presentar un aspecto parecido al actual.

La iglesia del Salvador, barroca con influencia manierista y obra de Leonardo de Figueroa, ocupa casi toda un lateral de la plaza y es el centro de atención para todo el que pasa por allí. Su fachada rojiza y sus escalones son una de las postales de Sevilla en la actualidad. Y, en su interior, cuenta con catorce valiosos retablos que justifican que sea uno de los monumentos más visitados de Sevilla. Tanto por los turistas como por los sevillanos.

Ayúdanos a elegir las plazas más bonitas de Sevilla

Como punto de partida, proponemos a nuestros lectores que nos ayuden a elegir las plazas más bonitas de Sevilla. Partiremos de un listado de 20 plazas que por su ubicación, importancia y belleza son relevantes en Sevilla. Y con el paso del tiempo se han convertido en lugares imprescindibles para conocer la ciudad y vivirla intensamente.

El listado de plazas que someteremos a votación. En los próximos días, iremos incorporando un reportaje y una fotogalería de cada uno de los enclaves:

Durante las próximas tres semanas, recorremos desde Diario de Sevilla estas 20 plazas a través del reportajes que se han preparado con el equipo de Fotografía y Redacción, aunando la visión más periodística e informativa sobre los elementos reseñables que contienen cada una de ellas. Dedicaremos un día a mostrar todos los atractivos y singularidades de cada una de los aspirantes y, al final del recorrido, podremos votar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios