Coronavirus Sevilla Las empresas de Cartuja inventan un 'parque seguro' para salir de la crisis

  • El proyecto, en colaboración con otras tecnópolis, monitorizará el recinto con soluciones muy innovadoras 

  • El congreso internacional previsto en octubre podrá organizarse en Sevilla en 2022

Mascarillas en las calles del parque tecnológico y científico de Sevilla. Mascarillas en las calles del parque tecnológico y científico de Sevilla.

Mascarillas en las calles del parque tecnológico y científico de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

El objetivo es convertir el recinto de la Cartuja en el lugar más seguro después de los domicilios cuando el grueso de los trabajadores y usuarios del parque tecnológico y científico de Sevilla regresen a la actividad presencial. El teletrabajo ronda el 70% en una tecnópolis que reúne a las empresas con más capacidad para ingeniar soluciones innovadoras y, en definitiva, vender seguridad, el criterio fundamental para reactivar la economía.

Según ha comentado este miércoles en el director del parque, Luis Pérez, en breve Cartuja presentará un proyecto denominado Parque Seguro, diseñado en coordinación con la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) y que sigue las recomendaciones que van marcando las autoridades sanitarias. Al tratarse de un territorio acotado es fácil monitorizar y controlar el recinto y sus edificios e implantar soluciones que luego se puedan exportar a otros lugares de la ciudad.

Pérez ha participado en la segunda sesión de la comisión de reactivación económica de Sevilla, un foro impulsado por el Ayuntamiento de Sevilla para recopilar las opiniones e iniciativas de los distintos sectores de la ciudad para salir cuando antes de la crisis provocada por la pandemia. "El proyecto Cartuja se escribió en el año 89; precisamente su objetivo entonces era crear una herramienta de innovación para tratar de trasladar parte de la economía tradicional de Sevilla a una economía del conocimiento la innovación; nacimos en la crisis del 93 y, tras un duro camino, los número nos avalan", ha recordado Luis Pérez. 

Cartuja es un ecosistema urbano y singular que por su volumen de ocupación equivaldría al noveno pueblo de la provincia. En el territorio heredado de la Expo del 92 se instalan más de 500 empresas y se mueven a diario en torno a 30.000 personas. 

El gran momento que vive Cartuja se iba a consolidar el próximo mes de octubre con una cita de alto nivel, el congreso internacional de parques tecnológicos y científicos, evento que se ha suspendido. No obstante, la comisión organizadora de la asociación internacional de parques ha dado a Sevilla la oportunidad de retomar este compromiso en 2022. "Estoy convencido de que en dos años podremos demostrar lo mucho que hemos sido capaz de avanzar en esta crisis", añade Pérez, esperanzado en el gran potencial que tiene la ciudad y el interés despertado en los últimos tiempos por empresas internacionales para instalarse en Cartuja. Incluso hay algún proyecto avanzado y que tiene que ver con el proyecto #eCitySevilla, una iniciativa que cuenta con respaldo público y privado y que busca convertir el parque en un recinto sostenible y sostenido con recursos energéticos propios. Cartuja aspira a convertirse en 2025 en un espacio cien por cien renovable y consagrarse como referente internacional.

Pérez insiste en la necesidad de aprender en esta crisis y recuerda que, en la de 2008, el parque no perdió empleo, sí facturación, a pesar de albergar a empresas muy globalizadas: "Tenemos que aprovechar mejor nuestros recursos, seguir mejorando e identificar nuevas oportunidades". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios