Alavés

Bono evita un duro rejón de castigo (1-2)

El guardameta marroquí le detiene un penalti a Joselu en el minuto 91 y evita que la frustración de Lopetegui, al darle una patada de rabia a una botella de agua, se extendiera a todo el sevillismo. La superioridad visitante, tremenda, no se plasmó en el marcador por su forma de interpretar las cosas de que no pase nada. El golazo espectacular de Suso fue decisivo al final.