Idental

El inspector que destapó Idental denuncia acoso y daños en la Fiscalía

  • El doctor Yáñez-Barnuevo, de baja por enfermedad, afronta un año de procesos disciplinarios

El doctor Carlos Yáñez-Barnuevo, inspector médico que destapó el escándalo Idental. El doctor Carlos Yáñez-Barnuevo, inspector médico que destapó el escándalo Idental.

El doctor Carlos Yáñez-Barnuevo, inspector médico que destapó el escándalo Idental. / D. S.

El inspector que destapó el escándalo de las clínicas Idental en Sevilla, un macroproceso por estafa y posible delito de salud pública con miles de damnificados, ha denunciado ante la Fiscalía Provincial de Sevilla a sus superiores por “acoso laboral, actitud prevaricadora y daños a su salud”. Su denuncia está también dirigida contra el instructor de un proceso disciplinario que afronta y que puede acarrearle la pérdida de su puesto de trabajo como inspector en la Delegación de Salud.

De baja por enfermedad desde hace ya más de un año, el doctor Carlos Yáñez-Barnuevo se siente perseguido y atemorizado por las continuas notificaciones que recibe a causa de los tres procesos disciplinarios que le han incoado desde que denunció el escándalo Idental en Sevilla.

En el escrito ante la Fiscalía Provincial, el inspector médico explica que “se encuentra muy enfermo”; y que permanece de baja laboral en su puesto como funcionario del Estado.

Pese a su delicado estado de salud –riesgo de infarto y depresión profunda, entre otros problemas– Carlos Yáñez-Barnuevo afronta faltas graves en el proceso disciplinario, que pueden acarrearle la suspensión de sus funciones como funcionario público.

Sus abogados han solicitado la suspensión de este expediente disciplinario por indefensión por enfermedad: “El funcionario se encuentra en una posición de indefensión material, en tanto que los médicos le recomiendan evadirse de los procedimientos para superar la depresión profunda y su estado de grave ansiedad generalizada”. 

Los letrados del inspector médico recuerdan que, al carecer de la copia compulsada de su investigación en Idental, “tampoco pueden cotejarse las actuaciones desempeñadas por el entonces inspector, hoy enfermo”.Carlos Yáñez-Barnuevo recuerda, en su denuncia a la Fiscalía Provincial, que la “primera inspectora que investigó Idental –en 2015– también fue expedientada”. En los primeros informes sobre Idental en Sevilla, la primera inspectora advirtió, ya en 2015, de graves irregularidades en las clínicas y de posible publicidad engañosa. Pese los dos primeros informes contrarios a la apertura, Idental comenzó a funcionar en 2015 en Sevilla.

Tras la retirada de la primera inspectora expedientada, Carlos Yáñez-Barnuevo se encargó de sustituirla en el caso Idental. El inspector médico también emitió varios informes alertando de las graves irregularidades contra la salud de los pacientes en las dos clínicas de Sevilla. Pese a las advertencias que emitió a sus superiores en la Delegación Territorial de Salud, las clínicas continuaron funcionando hasta que la sede en Nervión cerró de facto y sin previo aviso, dejando a miles de personas con tratamientos a medias, deudas financieras, y daños en la salud bucodental (infecciones, reintervenciones, pérdida de piezas dentales, entre otras secuelas).

Tras saltar el escándalo, Carlos Yáñez-Barnuevo fue sometido a tres procesos disciplinarios distintos. Este hombre, que destapó el mayor escándalo dental conocido, sufre una delicada situación de salud (riesgo de infarto, depresión profunda y ansiedad) que se ha agravado; y que ha motivado una prórroga por parte del INSS de su incapacidad laboral, de modo que continuará de baja.

Tras la apertura de un primer expediente disciplinario, en octubre pasado la Delegación Territorial de Salud abrió un segundo expediente disciplinario contra Yáñez-Barnuevo. En este proceso paralelo la instructora ha denegado la práctica totalidad de las pruebas solicitadas por el inspector expedientado. Mientras estos procesos disciplinarios siguen en curso, Carlos Yáñez-Barnuevo aún no ha recibido respuesta a la denuncia por acoso laboral que presentó en 2017 por la vía administrativa.

“Todo este asunto se contextualiza en el presunto delito de omisión cometido al parecer por varios altos responsables y autoridades de la Delegación Territorial de Salud, por los que han sido denunciados; y que son los mismos promotores de mis expedientes disciplinarios y de la denuncia penal”, explica el inspector de Idental en su escrito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios