Realismo mágico presupuestario

La ley fundamental de gestión del Estado incluye guiños a los jóvenes que ojalá cuadren con la estimación de ingresos y las pensionesLos PGE oscilan entre la realidad, el deseo, la pesca de votos y el qué hay de lo mío.