La Esperanza anuncia la cuaresma en Triana, vestida de hebrea

En la calle Pureza, Nuestra Señora de la Esperanza de Triana anuncia la cuaresma luciendo sus atuendos de hebrea. La dolorosa luce un ancla de piedras preciosas sobre su pecho, siendo una reproducción de otro anterior que estaba datado a inicios del siglo XIX. En su mano derecha, como es habitual, un pañuelo ofrecido al pueblo. Como detalle, la Virgen no porta sobre sus sienes ninguna de sus coronas, siendo colocado un aro de estrellas, típico de este tipo de vestimentas.

La Amargura celebró su función principal de instituto en la antesala de la cuaresma

La pasada semana, la Hermandad de la Amargura celebró el solemne septenario en honor a María Santísima de la Amargura, con la imagen ocupando el centro del altar mayor. El domingo, durante la función principal de su instituto, predicada por D. Jesús Maya Sánchez, fue Nuestro Padre Jesús del Silencio quien ocupó el centro del altar, flanqueado por la Virgen y San Juan Evangelista. Destacar de este altar la cantidad de puntos de luz, así como el clásico adorno floral compuesto mayormente por claveles blancos, siendo responsables del montaje los priostes José Luis del Pueyo Ortiz y Rafael Posada Camargo. .

El Cristo de las Tres Caídas de Triana no fue a Santa Ana durante sus cultos

La Hermandad de la Esperanza de Triana ha celebrado esta semana el solemne quinario en honor al Santísimo Cristo de las Tres Caídas, en la Capilla de los Marineros, y no en la Real Parroquia de Santa Ana, como es tradicional. Antes de la misa de culto, la imagen ha permanecido en veneración, recibiendo la visita de numerosos hermanos y devotos, de manera ordenada y guardando las distancias entre sí. Este domingo tendrá lugar la función principal, predicada por el sacerdote D. Isacio Siguero Muñoz. Todos los cultos están siendo retransmitidos en directo a través del canal oficial de la hermandad.

Insólita estampa de la Soledad de San Lorenzo en el inicio de sus cultos

En sustitución al tradicional besamanos en su capilla, la Virgen de la Soledad es venerada este fin de semana en el altar mayor de San Lorenzo. La próxima semana será subida al pequeño altar donde ahora luce la cruz de guía, para presidir su solemne quinario. Se ha habilitado un recorrido para evitar aglomeraciones en torno al altar, accediendo por San Lorenzo y saliendo por Hernán Cortés. La entrada está limitada al aforo del templo, cuya capacidad actual es de 85 personas.

El muñidor - Blog de Semana Santa de Diario de Sevilla