Iglesias de Sevilla

Iglesia de San Antonio de Padua

  • Perteneció al convento franciscano del mismo nombre, fundado en 1596

Iglesia de San Antonio de Padua Iglesia de San Antonio de Padua

Iglesia de San Antonio de Padua / Belén Vargas

La Iglesia de San Antonio de Padua (San Vicente, 91) se construyó en el siglo XVII y perteneció al convento franciscano del mismo nombre, fundado en 1596. Durante principios del XIX, en tiempos de la invasión francesa, fue ocupado por las tropas y, posteriormente, desamortizado. Aún así, la iglesia quedó a cargo de un capellán y el resto del edificio se utilizó para otras labores. Un siglo después, los franciscanos volvieron al convento, del que salieron hace pocos años.

La portada principal de la fachada es del siglo XVII y la espadaña que la corona del XVIII. El estilo barroco predomina en este templo del barrio de San Vicente, que cuenta con retablos cerámicos del santo titular del templo y los titulares de la Hermandad del Buen Fin. Esta fachada da acceso a un compás por el que se accede al interior de la iglesia.

Interior de la Iglesia de San Antonio de Padua. Interior de la Iglesia de San Antonio de Padua.

Interior de la Iglesia de San Antonio de Padua. / Flores Esquivias

El retablo mayor proviene del convento de San Felipe Neri y es obra de Jerónimo Balbás en 1711. En su parte central se ubica la Virgen de la Palma, imagen anónima del siglo XVII. En el centro del cuerpo superior está San Antonio de Padua con el Niño Jesús, obra de Felipe de Ribas en 1642. Un crucificado ocupa el ático del tablo y está flanqueado por santos de la orden franciscana. El púlpito de mármol rojo y negro también destaca, así como los relieves de San Antonio y San Buenaventura, ambos separados por columnas salomónicas.

Hermandades que procesionan desde la Iglesia de San Antonio de Padua

La Virgen de la Palma en el interior de la Iglesia de San Antonio de Padua. La Virgen de la Palma en el interior de la Iglesia de San Antonio de Padua.

La Virgen de la Palma en el interior de la Iglesia de San Antonio de Padua. / José Ángel García

La Hermandad del Buen Fin tiene en esta iglesia su sede canónica. Cada Miércoles Santo empieza y termina en este templo su estación de penitencia a la Catedral. La presencia de una corporación de Semana Santa ha dado un sentido nuevo a la iglesia de este antiguo convento, recordado por la Hermandad en su túnica.

El Cristo del Buen Fin, tallada en 1645, es obra de Sebastián Rodríguez y fue restaurado en 1979 por Luis Ortega Bru. La Virgen de la Palma es atribuida a Pedro Roldán durante el siglo XVII y en 1980 fue restaurada por Luis Ortega Bru, que la modificó levemente.

Iglesias de Sevilla

Más de 50 templos de Sevilla albergan hermandades y participan en la Semana Santa, como parte de la cuenta atrás para la Cuaresma vamos a ir descubriendo las curiosidades, historia y patrimonio de las iglesias con vocación cofrade de Sevilla

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios