Iglesias de Sevilla

Iglesia de San Julián

  • Se construyó en la primera mitad del siglo XIV y fue saqueada e incendiada en 1932

Fachada principal de la Iglesia de San Julián. Fachada principal de la Iglesia de San Julián.

Fachada principal de la Iglesia de San Julián. / Juan Carlos Vázquez

La Iglesia de San Julián (San Julián, s/n) es una de las más antiguas de Sevilla y da nombre al barrio en el que se sitúa, dentro del casco histórico de Sevilla. El templo, con orígenes en el periodo de la conquista de la ciudad por parte del rey San Fernando, se construye en la primera mitad del siglo XIV. Más tarde, en el XVII, sufrió una importante restauración. Algo que se tuvo que volver a repetir el siglo pasado por el saque e incendio que perpetraron durante la II República.

Su estilo es gótico-mudéjar, pues se mezclan elementos de ambos estilos. La portada de piedra con arquivoltas abocinadas o los arcos apuntados contrastan con el ladrillo o las cubiertas de madera. Aún así, la fachada de la Iglesia de San Julián es sencilla. Cuenta con pequeños rosetones góticos para iluminar naturalmente el interior. Y llama la atención su torre cuadrangular con azulejos en su parte superior.

Detalle del interior de la Iglesia de San Julián. Detalle del interior de la Iglesia de San Julián.

Detalle del interior de la Iglesia de San Julián. / Belén Vargas

El interior responde a la estructura clásica de tres naves con cuatro tramos con armaduras de madera en las cubiertas. Su retablo mayor está hecho con piezas de distintas procedencias. Resalta su primer cuerpo, con columnas salomónicas del XVII y el camarín central, donde se venera a la Virgen de la Hiniesta Gloriosa, patrona del Ayuntamiento. Estalla talla, realizada por Antonio Castillo Lastrucci, sustituye a la que se perdió en el incendio de 1932. 

Otros elementos artísticos destacables son una Inmaculada de Alonso Cano del siglo XVII, una Virgen del Rosario de José Rodríguez y Fernández-Andes y los titulares de la Hermandad de la Hiniesta, realizados por el imaginero Antonio Castillo Lastrucci. Él mismo también hizo su propio mausoleo y está enterrado en el templo.

Hermandades que procesionan desde la Iglesia de San Julián

La Hermandad de la Hiniesta es el principal reclamo de la Iglesia de San Julián. El Cristo de la Buena Muerte y la Virgen de la Hiniesta son imágenes con mucha devoción en Sevilla. Ambos fueron tallados por Castillo Lastrucci tras el incendio de 1932, que obligó a la hermandad a renovar su patrimonio. El Domingo de Ramos de cada Semana Santa es el día en que procesionan a la Catedral.

Los dos pasos de la Hermandad de la Hiniesta en el interior de la Iglesia de San Julián. Los dos pasos de la Hermandad de la Hiniesta en el interior de la Iglesia de San Julián.

Los dos pasos de la Hermandad de la Hiniesta en el interior de la Iglesia de San Julián. / Belén Vargas

La veneración de la Virgen de la Hiniesta, tal como cuenta la hermandad en su página web, procede del caballero mosén Per de Tous, que la encuentra estando de caza y la trae a Sevilla en 1380. A partir de ese momento, la devoción crece y en el siglo XVI se aprueban las reglas de la actual hermandad. Además, en 1649, el Ayuntamiento instituyó un voto perpetuo de acción de gracias por el fin de la epidemia de peste que asoló la ciudad en aquel tiempo.

Iglesias de Sevilla

Más de 50 templos de Sevilla albergan hermandades y participan en la Semana Santa, como parte de la cuenta atrás para la Cuaresma vamos a ir descubriendo las curiosidades, historia y patrimonio de las iglesias con vocación cofrade de Sevilla

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios