Iglesias de Sevilla

Capilla de Montserrat

  • Acogió a la Hermandad de la Antigua y Siete Dolores antes de ser amortizado por el Estado en el XIX

Montserrat saliendo de su capilla un Viernes Santo. Montserrat saliendo de su capilla un Viernes Santo.

Montserrat saliendo de su capilla un Viernes Santo. / Víctor Rodríguez

La Capilla de Montserrat (Cristo del Calvario, 1) fue diseñada por Leonardo de Figueroa y construida a principios del siglo XVIII. Años más tarde sufrió una renovación en la que Diego Antonio Díaz y Matías José de Figueroa, probables autores de la portada exterior. Este templo originalmente acogió a la Hermandad de la Antigua y Siete Dolores para pasar a ser amortizado por el Estado a finales del XIX. En 1939 fue cedido a la Hermandad de Montserrat, que se trasladó desde cercano convento de San Pablo.

La fachada exterior llamada la atención por su gran portada barroca, que contiene una pintura de Nuestra Señora de la Antigua y Siete Dolores. A sus lados se ubican retablos cerámicos de los titulares Montserrat y junto a la puerta auxiliar se ubica otro de San Martín de Porres.

Interior de la Capilla de Montserrat. Interior de la Capilla de Montserrat.

Interior de la Capilla de Montserrat. / Juan Carlos Muñoz

La capilla consta en su interior de una nave de planta rectangular cubierta por una bóveda de cañón. Su retablo mayor está presidido por el Cristo del Buen Ladrón, teniendo a sus lados a la Virgen de Montserrat y a San Juan Evangelista. En los muros laterales Dimas y Gestas completan la parte más llamativa del templo.

Hermandades que procesionan desde la Capilla de Montserrat

Los titulares de la Hermandad de Montserrat en el interior de su capilla. Los titulares de la Hermandad de Montserrat en el interior de su capilla.

Los titulares de la Hermandad de Montserrat en el interior de su capilla. / Juan Carlos Vázquez

La Hermandad de Montserrat tiene en esta capilla vecina de la Iglesia de la Magdalena su sede canónica. Desde ella procesiona en la tarde del Viernes Santo de cada Semana Santa de Sevilla. Sus titulares gozan de gran devoción en la ciudad y son valorados por su antigüedad y calidad.

El Cristo de la Conversión del Buen Ladrón, de 1,92 metros de altura, es una talla de Juan de Mesa que recientemente ha cumplido cuatro siglos, pues se terminó en 1620. La Virgen de Montserrat, de autor desconocido, se ha atribuido a distintos autores como Martínez Montañés, Juan de Mesa o Gaspar de la Cueva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios