Iglesias de Sevilla Basílica de Santa María Auxiliadora

  • En los sótanos de este templo estuvieron presas en el siglo III Santa Justa y Santa Rufina

Portada exterior del acceso a la Basílica de Santa María Auxiliadora. Portada exterior del acceso a la Basílica de Santa María Auxiliadora.

Portada exterior del acceso a la Basílica de Santa María Auxiliadora. / Belén Vargas

La Basílica de Santa María Auxiliadora (María Auxiliadora, 18) fue la Iglesia del Convento de la Trinidad, fundado tras la Reconquista de Sevilla por Fernando III El Santo en 1248. Tras quedar semidestruida con la invasión francesa en 1808, el convento pasó a usos civiles como cuartel y viviendas hasta la llegada de los Salesianos en 1893. Lo convirtieron en colegio y reformaron la iglesia para convertirla en el Santuario de María Auxiliadora, que fue declarado Basílica Menor en 2008. En este edificio se encuentra situada, según la leyenda, la cárcel donde martirizaron en el siglo III a las Santas sevillanas, Justa y Rufina.

En el exterior de la Basílica encontramos un arco de entrada de piedra en el que se puede ver un retablo cerámico de María Auxiliadora y una estatua de San Juan Bosco. Atravesada esta portada, entramos en un patio que da acceso al templo, al colegio y a la casa de la Hermandad de la Trinidad. En el patio se  encuentra un busto de San Juan Bosco y una imagen de Margarita Occhiena. La portada de la iglesia está presidida por un azulejo de San Fernando, acompañado por medallones de Santa Justa y Rufina. La torre, situada a los pies del templo, está cubierta de azulejos blancos y azules y decorada con un azulejo de María Auxiliadora.

Interior de la Basílica de María Auxiliadora. Interior de la Basílica de María Auxiliadora.

Interior de la Basílica de María Auxiliadora. / Belén Vargas

El interior de la Basílica consta de una planta rectangular con tres amplias naves separadas por pilares y crucero cubierto con una bóveda de media naranja. Tanto la nave central como las laterales están decoradas con motivos vegetales, escudos y pinturas murales del siglo XVIII. El altar mayor es de estilo neobarroco del siglo XX y lo preside María Auxiliadora. A sus lados, las imágenes de Santo Domingo Savio Salesiano y Santa María Mazzarello, fundadora de las Hijas de María Auxiliadora. Sobre la Virgen podemos observar a Santa Justa y Rufina y a cada lado los fundadores trinitarios: San Juan de la Mata y San Félix de Valois.

Hermandades que procesionan desde la Basílica de María Auxiliadora

La Esperanza Trinidad tras salir de la Basílica de María Auxiliadora. La Esperanza Trinidad tras salir de la Basílica de María Auxiliadora.

La Esperanza Trinidad tras salir de la Basílica de María Auxiliadora. / Antonio Pizarro

La Hermanda de la Trinidad tiene en este templo basilical su sede canónica. Y desde él procesiona cada Sábado Santo, adentrándose en el centro de Sevilla hasta llegar a la Catedral. La Semana Santa se vive intensamente en este punto de la ciudad, que espera con ansia cada primavera para ver procesionar a sus tres pasos.

El Cristo de las Cinco Llagas y el misterio del Sagrado Decreto se remontan al siglo XVII, pero se desconoce su autoría. La Esperanza Trinidad es obra de Juan de Astorga, por lo que data de principios del siglo XIX.

Iglesias de Sevilla

Más de 50 templos de Sevilla albergan hermandades y participan en la Semana Santa, como parte de la cuenta atrás para la Cuaresma vamos a ir descubriendo las curiosidades, historia y patrimonio de las iglesias con vocación cofrade de Sevilla

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios