Iglesias de Sevilla

Iglesia del ex convento de la Paz

  • Proviene de un antiguo monasterio de monjas agustinas, que fue exclaustrado en 1837

Patio del ex convento de la Paz. Patio del ex convento de la Paz.

Patio del ex convento de la Paz. / David Estrada

La iglesia del ex convento de Santa María de la Paz (Bustos Tavera, 15) proviene de un antiguo monasterio de monjas agustinas, que fue exclaustrado en 1837. Fue abandonado y usado como corral de vecinos, quedando la iglesia sin culto. Una situación que terminó en 1936, al trasladarse la Hermandad de la Mortaja desde la cercana Iglesia de Santa Marina a este lugar, junto a la Plaza de los Terceros.

El exterior del templo es muy llamativo para el visitante, pues cuenta con un bello compás que da acceso a un frondoso patio en el que se disponen varios edificios, siendo el principal la iglesia. En el vestíbulo puede verse un gran azulejo, pintado por José Escolar en los años setenta, protagonizado por el misterio de la Mortaja retablo cerámico que representa el paso de misterio de esta Hermandad de penitencia. 

El misterio de la Mortaja saliendo por el compás del ex convento de la Paz. El misterio de la Mortaja saliendo por el compás del ex convento de la Paz.

El misterio de la Mortaja saliendo por el compás del ex convento de la Paz. / María José López

El interior del templo se dispone en planta de cruz latina. El altar mayor, obra de José Fernando de Medinilla en el XVIII, está dividido por columnas corintias y tiene en el centro un camarín que alberga a los titulares de la Mortaja junto al resto de imágenes procesionales. Sobre ese camarín hay una imagen de la Virgen de la Paz y en la parte superior de San Agustín.

Hermandades que procesionan desde la Iglesia del ex convento de la Paz

El misterio de la Mortaja en el interior de la Iglesia del ex convento de la Paz. El misterio de la Mortaja en el interior de la Iglesia del ex convento de la Paz.

El misterio de la Mortaja en el interior de la Iglesia del ex convento de la Paz. / Juan Carlos Vázquez

La Hermandad de la Mortaja tiene en este antiguo convento su sede canónica. Desde él procesiona cada noche de Viernes Santa hacia la Catedral de Sevilla, donde realiza estación de penitencia en Semana Santa. El recogimiento con que discurre esta corporación le imprime un sello único dentro la nómina de hermandades sevillanas, contando un muñidor anunciando la muerte delante de la cruz de guía.

Jesús Descendido de la Cruz y la Virgen de la Piedad son los titulares de esta céntrica cofradía. El primero, tallado en 1667, es obra de Cristóbal Pérez; el segundo, también del siglo XVII, está atribuido a Pedro Roldán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios